jueves, 11 de octubre de 2007

Comando

Me he olvidado la muda de ropa interior cuando he ido al gimnasio. Tras considerar brevemente la reutilización de unos gallumbos empapados de sudor, he optado por volver a casa en plan comando, con los cojones colgando. La bragueta del pantalón me ha sonreído perversamente como diciendo que, si me despistaba un segundo, me iba a morder el escroto. No me había fijado yo en que las braguetas tuviesen tantos dientes. Puto Godard.

2 comentarios:

el nabo dijo...

ja! pues yo cuando me siento a cagar el rabo me roza el interior de la taza del water y no lo puedo dejar pendiendo. PUTO godard!!!

el nabo dijo...

bueno aveces lo dejo y me ahorro pasar la escobilla.

PUTO godard!!!